Conmovedora Historia de Navidad en Miami-Dade

La Policía de Miami-Dade ayudó a comprar los regalos navideños a un matrimonio de dos hijos que adoptó a seis niños huérfanos

Un matrimonio del sur de Florida que en septiembre pasado acogió a los ocho sobrinos de la mujer, luego de que su tutora legal (la abuela de los menores) muriera de forma repentina, ha recibido la solidaridad y el afecto por parte de la policía de la localidad.

Los agentes de la Oficina de Víctimas Especiales de Miami-Dade decidieron “adoptar” a la familia Cruz, tras conocer su triste historia.

Marcella Cruz y su esposo Max, padres de dos hijos, decidieron dar amparo a sus ocho sobrinos, de entre seis y 17 años, tras la muerte de su abuela. Esta a su vez los había tomado bajo su cuidado dos años antes, cuando su hija, la madre de la prole, tuvo problemas con las drogas.

Tras la súbita enfermedad y muerte de la abuela, los niños pasaron a vivir con sus tíos y primos a un apartamento de dos cuartos y dos baños.

El comandante de la policía de Miami-Dade, Chris Carothers, se conmovió al conocer el testimonio de los Cruz. “Su generosidad aún me sorprende, así que todos acordaron rápidamente hacer todo lo posible para apoyarlos”, dijo.

En los últimos dos meses, los agentes recogieron dinero y compraron regalos para todos. Después, invitaron a la familia a ir a la oficina y compartir la alegría navideña.

Para Marcella, el gesto significó sobre todo el sentir que no está sola, y saber que si necesita ayuda, puede pedirla.

“Lo aprecio mucho”, expresó.

Los policías aseguran que seguirán apoyando a la familia, ahora para ayudarles a conseguir otra vivienda.

“Cualquier cosa que podamos hacer para continuar apoyando y animando a las personas a ayudar a los demás, todos estamos detrás de esto”, dijo Carothers.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.