Cuatro ciudades de Florida bajo riesgo de sufrir megainundaciones

De acuerdo con un estudio de consultora KC&Co, especializada en el manejo de desastres naturales, realizado tras el paso del poderoso huracán Sandy en 2012, ocho ciudades estarían bajo amenaza y cuatro de ellas están en Florida.

Las recientes inundaciones generadas por el paso del huracán Harvey por Texas, han encendido las alertas de las ciudades más vulnerables de Estados Unidos ante situaciones climáticas similares.

De acuerdo con un estudio de consultora KC&Co, especializada en el manejo de desastres naturales, realizado tras el paso del poderoso huracán Sandy en 2012, ocho ciudades estarían bajo amenaza de sufrir una mega inundación y cuatro de ellas están en Florida: Miami, Fort-Lauderdale, Nueva York, Nueva Orleans, Houston, Tampa, Filadelfia, Washington D.C. y Charleston.

Vale destacar que en estos momentos Houston se encuentra severamente afectada por las grandes inundaciones que dejó Harvey a su paso desde el fin de semana y cuya amenaza aún no ha cesado.

El estudio analiza qué tan destructiva sería la inundación tras el paso de huracanes categoría 3 a 5, y clasifica a las urbes por la magnitud del daño causado.

El análisis sobre las cuatro ciudades de Florida destaca:

1.- Tampa: Casi la mitad de sus residentes vive en áreas con alturas menores a 10 pies (3 metros) y su geografía presenta una gran amenaza: según el estudio, la bahía de Tampa podría servir como un 'efecto embudo' ante la llegada de un huracán de categoría 4, atrapando las inundaciones en ella y por ende en las zonas costeras, especialmente en Saint Petersburg.

Los daños estimados para esta área metropolitana serían de 175,000 millones de dólares.

2.- Miami: Los rascacielos de Brickell y las costosas propiedades a lo largo de la bahía –y de Miami Beach– hacen que el daño estimado alcance cifras altísimas: más de 80,000 millones en pérdidas tras el paso de un huracán categoría 5. El fenómeno más cercano a un huracán de esas características se vivió en 1950 con King, de categoría 4, con vientos de casi 130 millas por hora (210 kilómetros por hora).

3.- Fort Myers: La mayoría de la población de la ciudad vive en zonas no mayores a 10 pies de altura (3 metros), mientras que su geografía –plana y emplazada en la boca del río Caloosahatchee– hace que el nivel del mar pueda subir fácilmente. Los daños estimados tras el paso de un huracán categoría 5 serían de 70,000 millones de dólares.

4.-Sarasota: Esta ciudad al oeste del estado, podría inundarse fácilmente dada su baja batimetría -la profundidad de sus aguas- y la densidad de propiedades en áreas a mínima altura.

Entre 2010 y 2016, Estados Unidos experimentó 105 tormentas tropicales y 48 huracanes, según datos de la división de huracanes NOAA, agencia federal que monitorea las condiciones atmosféricas y oceanográficas del país.

Para 2017 las autoridades pronosticaron que la temporada ciclónica, que comienza el 1 de junio, podría ser más intensa de lo que previeron inicialmente, pues estimaban que 11 de las 17 tormentas que anticipan podrían contar con vientos sostenidos superiores a las 39 millas por hora, de las cuales cinco o nueve podría llegar a ser huracanes, incluyendo dos o cuatro de categoría 3 o mayor.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.